009
  • La playa de La Fosca será el centro neurálgico de una prueba que reunirá a nadadores amateurs con los grandes especialistas del mundo y que espera superar los 450 participantes.
  • El circuito consta de dos sedes más en España, una en Italia y otra en México.
  • Benidorm acogerá la final Mundial, a los que accederán los diez primeros clasificados en alguna de las pruebas previas.

 

La segunda edición de Oceanman, el circuito internacional de natación en aguas abiertas que reúne a nadadores amateurs con los grandes especialistas del mundo, ultima sus detalles para arrancar el próximo 22 de mayo en Palamós, primera y única sede del campeonato en Catalunya. La prueba inaugural del circuito clasificatorio tendrá su epicentro en la playa de La Fosca y recorrerá parte del espectacular litoral de la Costa Brava. Ya son 300 nadadores los que se han inscrito a esta apasionante prueba Oceanman, aunque la organización confía en superar los 450 participantes de la primera edición.

Cualquier aficionado a la natación en aguas abiertas tendrá la oportunidad de competir codo con codo con algunas de las grandes figuras internacionales en un paraje idílico como la Costa Brava. Palamós es la primera parada de un circuito con otras tres sedes repartidas en dos continentes (Europa y América) y una prueba final, en Benidorm, en la que se pondrá en juego el título Mundial Oceanman y Half Oceanman, tanto en categoría masculina como femenina, y a la que podrán acceder los diez primeros clasificados en cada una de las pruebas disputadas con anterioridad.

Palamós acogerá tres tipos de pruebas: OCEANMAN, la prueba reina, con un recorrido de 9,5 kilómetros en paralelo a la costa; ‘HALF OCEANMAN’, de 4,5 kilómetros, y una tercera prueba de entre 1,5 kilómetros de carácter POPULAR y no competitiva, destinada especialmente a aquellas personas que desean iniciarse en la natación en aguas abiertas.

El pasado año, la costa gerundense fue escenario en la categoría reina de una batalla épica por la victoria entre Héctor Ruiz y Pol Gil, que se decidió en los últimos metros, y ya sobre la misma arena, en favor del primero. En mujeres, Nuria Ciuró logró una victoria incontestable, siendo muy superior a todas sus rivales. Además del excelente nivel competitivo, la prueba de Palamós ofrece imágenes espectaculares para la natación gracias a sus fondos marinos y a la belleza de su litoral, como las Illes Formigues, situadas a unos 800 metros de la playa, que deberán ser rodeadas por los nadadores durante la prueba Oceanman.

Tras la competición en Palamós, el circuito viajará a Italia para sumergirse en las aguas del Lago d’Orta (25 de junio), otro enclave privilegiado en pleno corazón de los Alpes. Cozumel acogerá la antepenúltima prueba (21 de agosto), en lo que será la primera experiencia Oceanman fuera de Europa. El circuito regresará al Viejo Continente el 11 de septiembre con una travesía desde la Isla de Tabarca, en Alicante, un espacio idílico declarado como reserva marina natural, hasta Santa Pola. La prueba final tendrá lugar, de nuevo, en Benidorm (16 de octubre), en la ya clásica travesía a su isla, donde se podrán en juego los títulos mundiales.

En su primera edición, Oceanman logró convertirse en una competición de altísimo nivel deportivo y social, ya que logró congregar en cada prueba a más de 2.000 personas entre participantes, acompañantes y organización. Nadadores de más de 20 nacionalidades se dieron cita en un circuito que mezcla turismo, naturaleza y deporte y que contó entre sus participantes con nombres ilustres en la natación, como Héctor Ruiz, campeón de España de aguas abiertas, Adrián González, José Luis Larrosa, el italiano Federico Tamborrino, campeón de la primera edición Oceanman, el ruso Evgeny Nikitin o la británica Georgia Amison, entre otros nadadores de prestigio.

Oceanman es una prueba organizada por el grupo White Go For It, responsable de otros eventos de gran repercusión deportiva y social como la Copa TriWhite de triatlón, la Costa Blanca Bike Race o Pure Triathlon.

CategoryNoticias